miércoles, 27 de febrero de 2013

Las Marzas






Con distintas teorías que sitúan su origen entre el pueblo prerromano y el romanizado tras la conquista, el hecho es que el calendario lunar comenzaba el nuevo año el 1 de marzo. Ese día se escenificaba un ritual conocido como Noche de Marzas.
Joaquín Díaz dice que las Marzas constituyen un género de diversa aplicación, se podían cantar como aguinaldo generalmente la noche de Reyes, como cantos de Cuaresma  y principalmente como canto petitorio y de ronda ante la llegada del mes de Marzo.
En la zona de la Montaña palentina, la última noche de Febrero, se reunían  los mozos del pueblo a golpe de instrumentos de percusión, Iban cantando por todas las casas  pidiendo a los vecinos tocino, chorizo, huevos, morcillas etc.

Las Marzas pedimos honrados caballeros.
Pedimos tocino, chorizos y huevos”

 Si los dueños de la casa se mostraban poco generosos o no abrían la puerta , les cantaban coplas alusivas a su mal comportamiento o a supuestos defectos

“Aquí vive un andrajoso, cara de pocos amigos
con más costra que un piojoso y más bujeros que un cribo”

La misma noche se cenaban lo recaudado y después del café y alguna copita, iban de ronda  a las ventanas de las mozas del pueblo.
En algunos pueblos como Mave se cantaban “Los Mandamientos” con los  que los mozos, hace años, pedían para cera de la iglesia. Una vez comprada la cera para todo el año, el párroco les obsequiaba  con unas gallinas o un cordero para celebrar un convite.

“Que limosna nos han dado para alumbrar el cordero,
que Dios se lo pagara en el reino de los cielos”






Los grupos estaban compuestos por varones, ya que la costumbre de las marzas no consentía más que a mozos solteros, por ser este "un derecho indiscutido de todo mozo soltero" (a excepción de las Pascuas de Resurrección, en las que solían intervenir cuadrillas mixtas de mozos y mozas). Estos grupos  constituyen el principal soporte organizativo y estructural de las marzas, están formados por cuadrillas o comparsas que reciben los nombres de marzantes o marceros. A veces estas cuadrillas de marceros, si los mozos tenían conflicto entre ellos y no salían a rondar, eran sustituidas por comparsas de hombres casados.

Actualmente “El Coro Ronda Aguilar” en la zona de Aguilar de Campoo,  se ha encargado de recuperar las tradicionales marzas. Es un grupo que está activo durante todo el año, además de cantar las marzas por toda la provincia, el Coro Ronda Aguilar participa en una cuarentena de eventos anuales, tanto tradicionales, como festivos, culturales y religiosos.

video





Fuentes: Cancionero  de la Montaña palentina de Luis Guzmán Rubio,Cancionero del Norte de Palencia de Joaquín Diaz,Internet


















,




No hay comentarios:

Publicar un comentario