miércoles, 20 de febrero de 2013

EL PERNALES





“Eres más malo que el Pernales” solía decir la señora Irene cuando reprendía a algún chiguito del barrio .Era una vecina anciana, que de pequeña había escuchado las historias que contaban del bandolero apodado “El Pernales”.
Algunas trataban al bandido como al Robín Hood español, en cambio otras decían verdaderas atrocidades sobre su persona y sus fechorías. Sea como fuere, es un personaje que ha dado mucho juego a la literatura popular y a las coplas y romances que dé él se han escrito. Veamos una pequeña biografía del Pernales.

Francisco Ríos González nació el 23 de julio de 1879 en Estepa, Sevilla en un ambiente  de miseria y pobreza. Como la mayoría de los campesinos andaluces Pernales no recibió instrucción alguna en la escuela y a los diez años trabajaba de cabrero con su padre. Como el hambre apretaba los estómagos vacíos de la familia, cometieron algunos robos en los campos vecinos, sufriendo algún encuentro con la Guardia Civil. Trabajó después como cuidador de caballos, pero su padre continuó dedicándose al robo, y en uno de ellos murió en un encuentro con la Benemérita. Francisco, su hijo juró vengarse. Era un tipo de metro y medio con muy mal carácter.
El 25 de diciembre de 1901 se casó en Estepa con María de las Nieves Pilar Caballero, cinco años mayor que él, con la que tuvo dos hijas, aunque años más tarde ésta lo abandonó al parecer por los malos tratos que recibían ella y sus hijas de Pernales.

Comenzó el bandolerismo asaltando cortijos y a gentes acaudaladas, aumentando su fama. Al principio se le empezó a llamar Pedernales, debido a su dureza, como demostró con sus hijas a las que, parece ser, quemó con un cigarro al molestarle su llanto, o violando a una mujer en el cortijo de Cazalla. El apodo derivó en Pernales, como sería conocido. Su fama se extendió no sólo por Andalucía sino que llegó hasta Madrid. Intentó huir a América con su nueva amante con la que tuvo una hija, pero no lo consiguió. Durante años la Guardia Civil le acosó continuamente hasta que el trágico 31 de agosto de 1907, cuando tenía 28 años, en el paraje del Arroyo del Tejo, cerca de Villaverde de Guadalimar, en la Sierra de Alcaraz, fue sorprendido por el Teniente Haro y sus hombres mientras comía en un olivar con un compañero de su partida, el Niño del Arahal, y tras un tiroteo por ambas partes cayeron los dos bandidos muertos a tiros.






Sobre El Pernales se escribieron folletines,  novelas, romances y todo tipo de publicaciones, pues era considerado el último bandolero español. Aparte de quedar la leyenda de que robaba a los ricos para dárselo a los pobres. Por cierto en el cementerio de Alcaraz (Albacete) donde se encuentra enterrado, hay una tradición que dice que su tumba siempre se encuentra con flores.

Entre las grabaciones del “ Romance del Pernales” que se han hecho, está la que editaron Nuevo Mester de Juglaría en 1975, quizás la más conocida y posiblemente la mejor realizada. También han  cantado versiones del “Romance del Pernales” Manuel Luna –que escuchamos en el video de abajo-, La Ronda de Motilleja, Nacho González y los grupos folk Tradición y El Tardón entre otros.
Entre las publicaciones actuales sobre el Pernales, se encuentran las de la revista albaceteña Zahora con ediciones especiales, una de ellas de 1990 en la que se recrea en forma de comic la muerte del Pernales. La misma revista Zahora en el nº 47 publica un especial  titulado “El Pernales el último bandolero”, cuyo autor es Antonio Mata Martínez. Se puede encontrar en Internet en formato PDF, al igual que muchos artículos y blogs sobre Francisco Ríos González “El Pernales”.



video


"Ya mataron al Pernales
ladrón de Andalucía
el que a los ricos robaba
y a los pobres socorría"
(Copla popular)

            


Fuentes: Romanceros populares e Internet





No hay comentarios:

Publicar un comentario