jueves, 6 de abril de 2017

"Pardales,Merlús y Tararús"



El "Pardal" de Medina de Rioseco




Desde los tiempos de los romanos, una trompeta anunciaba al pregonero que recorría las calles para citar a las personas que reclamaban los tribunales, y con sus toques silenciaba al pueblo, que con atención escuchaba la sentencia o las noticias que daba dicho pregonero.

Durante la Edad Media solían hacerse representaciones de diferentes episodios de la vida de Jesús, en los cuales la figura del trompetero  precedía a los soldados que escoltaban al nazareno, anunciando el paso de la comitiva y abriéndose hueco  entre el gentío.

Con el paso del tiempo, hacer sonar la trompeta o la corneta,  llegó a ser una costumbre entre las distintas cofradías y hermandades  y  se convirtió en un toque de llamada o de aviso para los miembros cofrades que salían en las procesiones de Semana Santa.

Dentro de las actuales  procesiones de Semana Santa, en Castilla y León , “El Pardal” de Medina de Rioseco, “el Tararu” de Palencia y “el Merlú” de Zamora, son ejemplos claros de los herederos de esta tradición trompetera.

El Pardal riosecano es un instrumentista que anuncia con su trompeta  y con su sonido peculiar de dos notas casi desafinadas, la llamada de gremios, el comienzo de la procesión  o la llegada del reo. También, entre sus funciones, está la de acompañar a un pregonero.
Parece ser que el término Pardal procede de un apellido local según un documento fechado en 1621. Hasta bien entrado el siglo xx, el Pardal tocaba una especie de trompeta natural sin pistones de pequeña campana. Hoy en día utiliza una corneta de llave.
 
"El Merlú" de Zamora
En Zamora el Merlú es el nombre que reciben aquellas parejas de congregantes de la Cofradía de Jesús Nazareno cuya labor consiste en reunir a los demás hermanos para comenzar el desfile procesional.. También serán los encargados de marcar el comienzo y final de la procesión, así como los distintos descansos de los pasos en el transcurso de la misma. Los avisos se realizan mediante el toque de un tambor destemplado y una corneta con sordina.

El Tararú palentino, es el sonido lastimero de trompeta larga que sirve  de llamada de atención o recogimiento al resto de cofrades y
parece evocar a las trompetas romanas que anunciaban las condenas. También se denomina Tararú al penitente que toca la trompeta en la procesión y por extensión se aplica a todos los hermanos cofrades.

El "Tararú" de Palencia


En Palencia es una tradición la llamada de Hermanos, que consiste en que un grupo de hermanos de cada cofradía llaman por la noche a las casas de los cofrades con tres golpes de vara acompañados por el toque de trompeta del tararú, para avisarles de que al día siguiente hay  procesión.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario