miércoles, 3 de agosto de 2016

No vale dos reales




El 1 de enero de 2002 con la puesta en circulación de los billetes y las monedas en euros, paso a mejor vida la moneda nacional del Pais. Con la peseta eliminada se terminó de borrar de la mentalidad española el histórico "real", moneda que fue sustituida por la peseta en el siglo XIX y que  había sido
básica en el sistema monetario español desde mediados del siglo XIV.
Aunque fuera de circulación como unidad monetaria, el real sin embargo, había perdurado en el lenguaje coloquial y era expresión frecuente decir: “Ese tipo no vale dos reales” .

El real nació como moneda de plata  de 3,35 gramos con Pedro I de Castilla,  y permaneció  hasta la reforma monetaria del 26 de Junio de 1864, en la que durante el reinado de Isabel II, se introdujo el escudo de plata, que solo duraría cuatro años, hasta la implantación de la peseta. A partir del año 1497 tenía un valor de 34 maravedíes, en ese mismo año la "Pragmática de Medina del Campo" emitida por los reyes Isabel de Castilla y Fernando de Aragón establecía en detalle el peso y la cantidad de plata que debería de poseer el real acuñado,.La última moneda que aparece con el nombre de real,( 1R en sus leyendas) es de 1864.


El pueblo mantuvo el término de real para otras monedas hasta bien avanzado el siglo XX, al llamar así a los 10 céntimos de escudo antes de la aparición de la peseta. Más tarde llamó dos reales a la moneda de plata de 50 céntimos de peseta. Y de nuevo en 1925 se llamaba real a las monedas acuñadas en cuproníquel. Finalmente dos reales eran las monedas de 50 céntimos que en sus últimas emisiones eran de aluminio y llegaron hasta los primeros años del reinado de Juan Carlos I.

Así pues, los reales hoy ya casi están olvidados, pero todavía en el folklore y sobre todo en diversas coplas tradicionales aparece nombrado. Aquí  pongo algunos ejemplos:

"Anda diciendo tu madre
que tienes cinco mil reales,
mételos en el bolsillo,
que tú bien poquito vales".

"Entre un duro y un real
se trabó combate duro,
llevaba el real la razón
y se la dieron al duro".

"Eres moza y vendes huevos,
¿quién te comprará la cesta
si los compras a dos reales

y los vendes a peseta?"
"Lolina, por tus amores
me cobraste quince reales,
Lolina, no seas tan cara,
yo puse los materiales".

"Los ojos de mi morena
no son chicos ni son grandes.
Son como monedas de oro
de las de cuarenta reales".

"Mozos hay, mozos hay,
mozos hay en la ciudad,
unos son de perra chica,
y otros no valen un real".

"Un duro con otro duro
se juntan cuarenta reales,
y tu suegra con la mía,
se juntan dos animales".

"Vale más la alegría
que yo derrocho
que los miles de reales
que tienen otros".




Finalmente añadiremos que en el célebre cuplé de La  Violetera compuesto por  José Padilla en 1914, se menciona en el estribillo al real :

Llévelo usted señorito
que no vale más que un real
cómpreme usted este ramito
cómpreme usted este ramito
pa' lucirlo en el ojal


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario