domingo, 2 de noviembre de 2014

¡Callad que empieza el parte!























Era una frase que se oía en los hogares españoles cuando comenzaban las noticias en Radio Nacional de España,  con la que estaban obligadas a conectar todas las emisoras, tanto públicas como privadas para transmitir los diarios hablados elaborados por la cadena oficial y de este modo poder censurar las informaciones contrarias al régimen franquista.

Generalmente eran dos los partes: uno a las 14.30 horas y otro a las 22horas.  Su origen se halla en el término de reminiscencia militar, que recordaba los partes de guerra. Tanto es así que los primeros se iniciaban con el toque de atención de un cornetín de órdenes, y más adelante con una adaptación de una llamada militar.  Así  la única información distinta de la oficial, a la que podíamos acceder los españoles, eran los informativos en español de la BBC, Radio Francia Internacional o los de Radio España Independiente, conocida como La Pirenaica,  emisora creada por el Partido Comunista de España con sede en Bucarest (Rumanía).


video

El parte siguió hasta la supresión el 25 de octubre de 1977 de la obligación de conexión de las emisoras privadas con Radio Nacional de España para la emisión de sus diarios hablados. A partir de entonces cada emisora era libre de elaborar los contenidos de sus propios informativos.


Pero hagamos un poco historia de la radio, un medio que lograba congregar a toda la familia y que supuso un enorme impulso para la sociedad española de aquellos años.


La primera radio de carácter público que se conoce en España fue Radio Ibérica de Madrid en 1922 que emitía de forma irregular, pero la primera emisora autorizada legalmente fue Radio Barcelona en julio de 1924. Luego vendría Radio España de Madrid, Radio Cádiz.…Durante la Guerra Civil Española cada bando se hizo cargo de una emisora: el bando franquista crea el 19 de enero de 1937 Radio Nacional de España (RNE).
 En 1943 había en España 1.000.000 de aparatos de radio para uso particular o colectivo, de marcas extranjeras tan conocidas como Philips o Telefunken y las  nuevas  españolas  Invicta, Iberia,Inter,Optimus....


Y la radio creció, y la Península se llenó de emisoras generalmente emitiendo en Onda Media para posteriormente pasar a FM  y los programas empezaron a enganchar a la gente: Las radio novelas como “Ama Rosa” o “Simplemente María”, las canciones dedicadas a los oyentes, los partidos de futbol con Matías Prats, las comedias costumbristas narradas, como Matilde, Perico y Periquín que estuvo 16 años en antena, los concursos radiofónicos, el consultorio de Elena Francis…. Y la publicidad de la radio: Quien no recuerda la canción del negrito del Cola Cao  o la de la tableta Okal, anuncios y sintonías que marcaron toda una época.                                                       



LA CANCION DEL COLA CAO                                                         


                                                                                             

OKAL

video

    


Luego llego la televisión y los más agoreros quisieron enterrar la radio, pero no fue así, aunque esto ya es otra historia….







No hay comentarios:

Publicar un comentario