sábado, 22 de junio de 2013

La Noche de San Juan



Desde muy antiguo en España se celebró la fiesta de San Juan, el 24 de Junio, como una de las más entrañablemente populares, llena de festejos, romerías, verbenas etc.
 Así como hay cantos que celebran la llegada de Mayo o cantares dedicados a la siega o a la Navidad, se conservan poemas, romances y canciones que tienen como fondo la noche y el día de San Juan.
Este día aseguran que el sol sale bailando. En Galicia se canta: “Madrugada de San Xuan, /madrugada mais garrida,/ que baila o sol cando nace/ e ricando more o día”.
Muchos son los rituales propios de esta noche, la víspera del 24 de Junio, pero todos giran en torno al ensalzamiento del fuego. De hecho, este es el festival del fuego por antonomasia, el rey de los festivales del fuego hasta el extremo de que el culto pagano al  fuego y a las hogueras, se ha conservado más que en otras fiestas, y la costumbre popular ha mantenido su práctica incluso dentro del mismo cristianismo, aunque éste no ha podido dar una explicación religiosa convincente de dicho hábito. Realmente la noche del solsticio es la del 21 de Junio aunque la Iglesia la ha adaptado a la festividad de San Juan.
En  la Ronda de San Juan, la primera estrofa dice: “Abrid mocitas la puerta / que ya es hora de rondar/noche linda de verano/ noche clara de San Juan”.

El agua también es un símbolo muy presente en este día. El romancero tradicional español, recoge este símbolo. El  romance del Conde Olinos, comienza: “Madrugaba el Conde Olinos/ mañanita de San Juan/ a dar agua a su caballo/ a las orillas del mar”. En otro conocido romance leemos: “Quién hubiera tal ventura/ sobre las aguas del mar/ como hubo el Conde Arnaldos/ mañanita de San Juan”.
El agua en esta noche purifica al que se baña en el río y al que se moja los pies, las manos y la cara. Y el rostro se embellece enjuagándose con las gotas del rocío. El agua en la madrugada de San Juan, da la fecundidad, el amor y la fortuna.

Otro ritual de esta noche, es recoger ciertas hierbas antes del amanecer, como el trébol. “A coger el trébole/ la noche de San Juan/ a coger el trébole/ los mis amores van”.
El trébol de cuatro hojas es el que trae suerte. Otras hierbas son la verbena y la hierbabuena.
La verbena fue planta que en sus sacrificios llevaban ritualmente los sacerdotes paganos. «Al que coge la verbena/ la mañana de San Juan no le picará culebra/ ni bicho que le haga mal».

En fin, San Juan, noche mágica por excelencia, el día más largo y la noche más corta del año. Solsticio de verano... Cambios, buenos propósitos, deseos que se queman en la hoguera. Por pedir, que no quede…..


video




Fuentes: Articulos de Margarita Ortega González y Casilda Ordoñez. Internet









No hay comentarios:

Publicar un comentario